MI PRIMER BOLSO FOTOGRÁFICO

Comprar la primera cámara réflex y elegir el o los lentes que más se ajusten a tus gustos y necesidades es realmente complicado para el que recién se sumerge en el mundo de la fotografía (cómo fue mi caso). Siempre escuchamos las eternas discusiones de si la Nikon es mejor que la Canon o viceversa. Pero ahora con el surgimiento de las mirrorless se abre un abanico de posibilidades aún mayor, con Sony a la cabeza del mercado.
Por lo tanto, habiendo tantas posibilidades para elegir, voy a concentrarme solamente en el bolso que yo he armado para esta aventura. Después está en cada uno la elección.

Por Facundo Rosón (Pie & Pata)

Primera cámara:

Nikon D3300. Lo primero que me atrajo fue su peso (400 gr) y su pequeño tamaño. Esto a la hora de considerar una cámara para llevar de un lado a otro pero que tenga las prestaciones de una cámara réflex es fundamental como para no terminar con el cuello a la miseria. Lo segundo: el precio. Por las prestaciones que tiene esta cámara, el precio es de lo más bajo del mercado y la relación calidad-precio es óptima. La realidad es que si recién estás empezando no tiene sentido invertir una fortuna en un cuerpo si a la larga la mejor inversión que se puede hacer es en los lentes que van a ser los que determinen la calidad de la imagen. (Y digo la calidad de la imagen y no “la fotografía” porque no hay nada que aporte mayor calidad a una fotografía que el ojo humano. Un gran fotógrafo puede tomar una fotografía memorable con una Polaroid del siglo XX). No solo posee una muy buena capacidad fotográfica sino que también ofrece la posibilidad de filmar en HD a 60 cuadros por segundo.
En fin, una cámara que es ideal para todo el que quiera introducirse en el mundo de la fotografía.

Segunda cámara.
Mi Iphone 6. Gran calidad de imagen, facil de llevar y conexión a internet.


Mi primer bolso fotográfico

Lentes:

  • Lente fijo: Nikon DX AF-S NIKKOR 35mm f1.8. Teniendo en cuenta que la Nikon D3300 es una cámara con sensor recortado, este lente de 35mm actúa como uno de 52mm en una cámara full frame (hay que tener en cuenta ese tema a la hora de seleccionar lentes). Este lente Nikon es extremadamente luminoso, pequeño y liviano. A mí me funcionó muy bien a la hora de tomar retratos o fotografías de detalles, ya que permite un efecto bokkeh muy lindo (el efecto bokkeh es eso que ves en las fotografías cuando el sujeto está en foco en primer plano y el fondo está borroso). La relación calidad-precio es excelente. Pero hay que tener en cuenta que al ser un lente fijo no ofrece más versatilidad que la que tenga el fotógrafo.
  • Lente Gran Angular: Sigma EX 10-20mm f3.5 DC HSM. Como una de mis ideas principales era poder tomar fotografías de paisajes, era fundamental contar con un lente gran angular que pudiera tomar más superficie visual en la foto. Este fue el lente que más tardé en elegir ya que había muchas opciones. Elegí el Sigma luego de leer infinidad de artículos con críticas muy positivas y la realidad es que no me ha defraudado. No es un lente súper luminoso pero al usarlo prácticamente siempre sobre un trípode puedo dejar más tiempo abierto el obturador y así equilibrar la falta de luminosidad. Y el rango 10-20 me permite tomar tanto fotografías de paisajes como urbanas, lo que lo hace súper versátil.
  • Lente versátil: Tamron 18-200mm f3.5/6.3. Este lente lo compré porque quería un lente que me permitiera salir con la cámara por la calle para una maratón fotográfica sin la necesidad de llevar los otros. Luminosamente no es lo mejor que hay, pero tiene la ventaja de tener Reducción de Vibración que para un teleobjetivo es fundamental para que el pulso no te juegue una mala pasada. Además sólo lo quería para salir a callejear, por lo que fue una buena compra.

Disparador a distancia.

A la hora de tomar fotografías con un tiempo de exposición largo (un segundo) es más que necesario tener un disparador a distancia para evitar las vibraciones a la hora de tocar la cámara con las manos. Primero intenté con un disparador wifi pero me resultó más práctico el de cable. Lo bueno es que me permite utilizar la cámara en modo bulb manteniendo el botón del disparador trabado. La marca es lo de menos en este caso. Lo importante es que funcione a la hora de disparar, nada más.Filtros:
  • Polarizador Hoya de 82mm. Elegí los filtros para mi lente gran angular. El polarizador sirve principalmente para reducir los reflejos en algunas superficies metálicas, de cristal o de agua y para realzar el azul del cielo en contraste con el blanco de las nubes. Me pareció interesante tenerlo para las fotos de paisajes a la hora de lograr mejores contrastes.
  • ND500 Hoya de 9-Paradas. Siempre quise tomar imágenes del agua y que se vea sedosa. O tomar alguna imagen de autos o personas en movimiento en plena luz del día. El filtro ND permite reducir de inmensa manera la cantidad de luz que ingresa al lente, por lo tanto uno puede hacer largas exposiciones aún en plena luz del día. Y ahí es cuando entra en juego y es muy necesario el disparador a distancia del que hablé antes.
Baterias:
Por las dudas llevo un total de 3 baterías. Rara vez las consumo en el día ya que la cámara tiene una larga vida útil con una sola. Pero siempre es bueno tener de más y no quedarse sin cámara en el momento exacto de la mejor foto de tu vida.

Tarjetas de memoria:
  • Una de 64gb, dos de 32gb, tres de 8gbs y varios adaptadores de tamaño. Lo fundamental es que sean tarjetas rápidas.
  • Porta tarjetas de memoria anti golpes e impermeable. No sea que se caiga la cajita en el agua y pierdas todo tu trabajo.
Trípode:
No lo llevo en el bolso ya que el bolso es pequeño. Pero por suerte conseguí un manfrotto muy liviano y compacto que se alarga a más de 1.90 metros de altura. Buscaba uno alto para no tener que estar agachado a la hora de estar un buen rato parado en el mismo sitio tomando fotografías. El trípode es más que fundamental. Sería impensable tomar fotografías de paisajes nocturnos, o timelapses, apoyando la cámara en una piedra. No hay nada como la estabilidad de un buen trípode.
Y ese es mi bolso de fotografía de amateur. No tengo muchos consejos para darles en este momento ya que estoy en proceso de aprendizaje. Pero nada mejor para aprender que la práctica y el error. Si les apasiona la fotografía, cómprense cualquier cámara y salgan a sacar fotos. No hay nada más hermoso que estar allí, mirando la naturaleza y empezando a ver las cosas con otra visión.

También podría interesarte esta nota:

Related posts