El blog de Universal Assistance - > CIUDADANOS DEL MUNDO > 7 COSAS QUE DEBÉS SABER ANTES DE VIAJAR A ISLANDIA CON NIÑOS

7 COSAS QUE DEBÉS SABER ANTES DE VIAJAR A ISLANDIA CON NIÑOS

Antes de que comiences la lectura quiero hacer dos aclaraciones. Nuestro hijo tiene 2 años, por lo que estos consejos a continuación son para niños pequeños y no para niños más grandes o adolescentes. Si sos padre/madre sabrás que todo cambia a medida en que los hijos van creciendo. Este posteo está dedicado a todos esos padres/madres que quieren lo mejor para sus hijos/as y siempre los ponen a ellos como prioridad, pensando en que se diviertan, dándole la prioridad al juego y respetando sus tiempos y necesidades. Ahora sí, estas son las cosas que debés saber antes de viajar a Islandia con niños.

Por Facundo Rosón (www.pieypata.com)


Antes de venir a Islandia, tomate un tiempo para aprender cómo entretener a tu hijo con la naturaleza.
Islandia es un país en donde no vas a encontrar grandes urbes: si lo que buscás son caminatas en avenidas, o parques en donde jugar en el tobogán o la hamaca con tus hijos, Islandia no es tu lugar. Tenés que tener en claro que una vez que vengas a Islandia vas a encontrarte con un país rodeado de naturaleza, en donde la diversión para tus hijos la tendrás que brindar vos mismo.

www.pieypata.com
www.pieypata.com

Traé muchas capas de ropa, por más que viajes en verano.
El clima en Islandia es totalmente impredecible y cambiante. Podés tener una mañana hermosa de sol y una tarde fría y ventosa. Por lo tanto lo mejor es tener siempre a mano cambios de ropa para los distintos climas.

www.pieypata.com
www.pieypata.com

Asegurate de que tu hijo/a disfrute de los viajes en coche.
Hay dos formas de recorrer Islandia con niños pequeños: en un tour o con un auto alquilado. También está la manera de viajar en autobus pero no es recomendable hacerlo con niños ya que los horarios son muy acotados. De cualquiera de las dos maneras previas, vas a tener que estar preparado para días de mucho manejo en ruta ya que hay largos tramos de camino en donde no hay un pueblo en donde hospedarse por varios kilómetros. Tendrás que encontrar maneras de que tu hijo/a no se aburra y pueda disfrutar del camino como cualquier otro miembro de la familia. Dibujar, leer, cantar canciones. Nosotros no apoyamos el uso de la tecnología como las tablets o teléfonos móviles para entretener a los niños, pero hay que ser realistas y tal vez a veces unos dibujos animados ayudan. Al fin y al cabo no podemos pretender que un niño de dos años se entretenga mirando paisajes.

www.pieypata.com
www.pieypata.com

Priorizá el bienestar de tu hijo/a y no tus ganas desesperadas de ver las auroras boreales.
Sin dudas uno de los mayores atractivos de Islandia y uno de los grandes motivos por los cuales la gente viaje allí, es para ver el espectáculo maravilloso de las auroras boreales. Pero tenés que tener en cuenta que para verlas es necesario viajar en los meses más fríos del año y tal vez eso implique que tu pequeño/a tenga que pasar muchas horas dentro del auto o, abrigado/a como un oso polar. Tal vez sería mejor dejar tus ganas de cazar auroras para más adelante, cuando tu hijo/a también pueda disfrutarlas sin sufrir el frío. Septiembre puede llegar a ser un buen mes ya que en algunos lugares del país ya pueden verse las auroras y aún es “verano” y el clima puede llegar a ser menos agresivo.

www.pieypata.com
www.pieypata.com

No te fíes de la naturaleza y no pierdas de vista a tu hijo/a.
Islandia es un país tan maravilloso como peligroso para un pequeño, si uno se descuida. Geysers con aguas hirviendo, acantilados con caída libre a un mar repleto de rocas, oleajes impredecibles, fuertes vientos; esos son algunos de los posibles peligros a los que un padre/madre debe estar atento. Con esto no queremos decir que tenés que atar a tu hijo/a y cuidarlo como si fuera de cristal. A un niño hay que dejarlo correr, jugar, descubrir. Pero hay que ser responsable y atento porque no estamos hablando de una simple caída al piso. Pero si tenemos cuidado, no hay nada de qué temer y mucho por disfrutar.

Elegí un buen método de transporte para tu pequeño.
Un cochecito con ruedas es algo inmensamente impráctico para recorrer Islandia. A menos que te quedes todos los días en Reykjavik, te va a resultar imposible recorrer la isla de esa manera. Por lo que si querés viajar con niños, la mejor opción son las mochilas portadoras. Pero invertí bien y elegí una mochila ergonométrica tanto para vos, para no terminar con la espalda a la miseria, como para tu hijo. Nos cansamos de ver padres porteando a sus hijos de manera incorrecta, con los niños mirando hacia adelante y sus genitales apretados contra la mochila, haciéndole daño. Tené en cuenta que la manera correcta de portear es con tu bebé mirando hacia tu cara, en el caso de que sea bien pequeño. Si es más grande ya podés llevarlo en tu espalda, permitiendo que tu niño/a disfrute de la misma vista que un adulto.

Si ves un supermercado, pará a comprar. Si ves una estación de servicio, pará a cargar nafta.
No sería bueno que tu hijo/a tenga hambre en mitad del camino y te encuentres en plena montaña a 100 kms del pueblo más cercano y fuera del horario de apertura de los supermercados. Tampoco sería bueno que te confiaras del cuarto de tanque que te queda y no encuentres una estación por kilómetros y kilómetros. Siempre es aconsejable parar, comprar y cargar.
Islandia es un país maravilloso, y es hermoso para disfrutar en familia, en contacto con la naturaleza. Sin embargo no es como cualquier otro país y hay que saber qué tipo de viaje se espera. Pero sin dudas tener un hijo no implica dejar de viajar, sino adaptarse. Es más, tener un hijo significa todo lo contrario. Uno debe obligarse a viajar aún más para mostrarle el mundo al pequeño miembro de la familia.

www.pieypata.com
www.pieypata.com

Related posts