El blog de Universal Assistance - > CIUDADANOS DEL MUNDO > 20 DÍAS RECORRIENDO LA EUROPA MENOS EXPLORADA – PARTE III

20 DÍAS RECORRIENDO LA EUROPA MENOS EXPLORADA – PARTE III

DÍA 12: KOTOR Y BUDVA
En este día ingresaremos al desconocido mundo de la joven nación de Montenegro. Y lo haremos visitando la maravillosa ciudad fortificada de Kotor, fundada durante el Imperio Romano. Por cuatro siglos fue dominada por la República de Venecia y fue allí donde logró su máximo esplendor arquitectónico que le valió el nombramiento entre los sitios mundiales protegidos por la UNESCO.

Por Facundo Rosón (www.pieypata.com)

www.pieypata.com
www.pieypata.com

Caminar por sus calles empedradas y laberínticas es viajar en el tiempo. Kotor es una de las ciudades medievales mejor conservadas de todo el Adriático. Una de sus grandes joyas es la Catedral Sveti Tripum, consagrada en el año 1166, y restaurada dos veces debido a fuertes terremotos que la dañaron severamente.

www.pieypata.com
www.pieypata.com

Pero sin dudas la experiencia más hermosa de la ciudad montenegrina es la de subir hasta la Fortaleza de San Juan, a más de 200 metros de altura de la ciudad. La subida se hace a pie, mediante una escalinata que zigzaguea a lo largo de todo su recorrido. Muchos dirán que el ascenso es complicado pero mi mujer lo hizo con cinco meses de embarazo y sin problema alguno. Eso sí, hay que llevar sombrero y mucha agua ya que el calor en época de primavera y sobre todo en verano puede ser muy intenso y no hay nada para comprar en todo lo largo del camino.

La fortaleza en sí no es la razón principal del ascenso ya que no se encuentra en buen estado de conservación (todos los esfuerzos de la UNESCO fueron a parar a la ciudad que se encuentra debajo). Pero las vistas que se obtienen de la bahía de Kotor, de las montañas circundantes y de los tejados de la ciudad son maravillosas y son lo que hacen que valga la pena el esfuerzo.

pieypata.com
pieypata.com

Una vez descender y disfrutar de un almuerzo en alguno de los varios restaurantes de la ciudad amurallada, estamos listos para emprender nuestro viaje a la movida ciudad de Budva, una de las tantas otras ciudadelas amuralladas que se mantiene tal cual era durante el dominio veneciano de la región. En Budva tendrás la opción de relajarte en alguna de sus playas y también de disfrutar la agitada vida nocturna. Muchos la llaman la “Miami montenegrina”.

DÍA 13: PARQUE NACIONAL LOVTCEN Y PERAST
En apenas una hora y media pasamos del nivel del mar de Budva a los más de 1700 metros del pico más alto del Parque Nacional Lovtcen, inscripto dentro de los parques nacionales de Montenegro desde el año 1952. Su ubicación a tiro de piedra del mar y del centro del país le da al parque un tipo de clima que permite el desarrollo de más de 1000 tipos de plantas diferentes. Desde lo alto de sus montañas se obtienen unas vistas inigualables de la región y, en días despejados, se puede ver a varios kilómetros a la redonda ya que nos encontramos entre los picos más altos del país.
Para pasar las últimas horas del día nada mejor que la bella ciudad de Perast, un idílico lugar a orillas del mar, rodeado de montañas. Se puede disfrutar de una deliciosa cena con sus típicas trufas junto al agua.

pieypata.com
pieypata.com

 

pieypata.com
pieypata.com

DÍA 14: MOSTAR
Casi 3 horas separan nuestro último destino montenegrino de la atractiva ciudad bosnia, por lo que dejaremos este día completo para disfrutarla. Mostar se transformó en una de las sorpresas más gratas de este recorrido. Sin duda alguna su atractivo más conocido es su maravilloso puente otomano construido en el siglo XVI que la injusta y terrible guerra de los Balcanes se encargó de destruir en el año 1992. Gracias al esfuerzo colectivo un nuevo puente pudo construirse unos años después respetando el estilo original, por lo que, a pesar de no ser el mismo, uno puede entender cómo era antes de ser destruido. Desde lo alto del puente, y como tradición de siglos de antigüedad, varios clavadistas se animan a arrojarse hacia las frías aguas del río.

pieypata.com
pieypata.com
pieypata.com
pieypata.com

Pero Mostar es mucho más que un puente. Es una ciudad sorprendente, una mezcla de tradiciones y religiones. Por momentos parece que estamos caminando en un país árabe, con mezquitas y mercados, comidas callejeras. Y fuera de la ciudad, los grandes edificios abandonados y destruidos nos hace acordar que estamos en un lugar que sufrió demasiado hace muy pocos años. Las construcciones se mantienen en pie para que no se olvide la injusticia que vivió ese pueblo. El arte callejero intenta iluminar esa oscuridad dejando mensajes esperanzadores de paz pero a la vez de memoria.
Mostar es sorprendente y es, sin dudas, un lugar mágico dentro de este recorrido.

pieypata.com
pieypata.com

DÍA 15: TROGIR – SIBENIK
En nuestro regreso hacia el norte, tenemos dos opciones: o atravesamos Bosnia o reingresamos a Croacia para recorrer más de sus hermosas ciudades y pueblos. Nosotros habíamos elegido la primera opción, pero tras conducir media hora por maravillosos caminos sinuosos de montaña, decidimos dar marcha atrás y volver a Croacia. ¿Por qué? Bosnia se veía espectacular, pero luego de esquivar varios coches que venían de frente en la ruta en curvas ciegas de montaña, nuestro amor por la vida misma pudo más que los paisajes. Se ve que en Bosnia no se maneja con cuidado, o al menos esa fue la impresión que nos dio esa media hora de experiencia.
Trogir es nuestra próxima parada. Está considerada como la ciudad “romana/renacentista” mejor conservada de Europa Central. Tal vez por eso fue elegida por la serie GAME OF THRONES como uno de los escenarios reales para el rodaje y la creación del mundo de Qarth, “la ciudad más grande que hay y que habrá”, según la serie. Es pequeña e ideal para recorrer a pie.

pieypata.com
pieypata.com

De allí, a menos de una hora, se encuentra la ciudad de Sibenik, en donde el río Krka fluye hacia el Mar Adriático. Otra ciudad medieval excepcionalmente conservada que vale la pena una visita.

DÍA 16: PULA
Este día tenemos que estar dispuestos a conducir un tramo largo (un poco más de 4 horas), por eso vamos a dejar el día completo para la ciudad de Pula, la ciudad de Croacia con el mayor legado del Imperio Romano que vayamos a ver en nuestro recorrido. Pula, a pesar de ser la ciudad más grande de la región croata de Istria, no deja de ser pequeña para recorrer a pie.
En el año 177 a.C. los romanos invadieron la ciudad griega y comenzaron a transformar a Pula en un punto importante de referencia de su Imperio. Su anfiteatro, construido entre los años 27 y 68 a.C. es una verdadera reliquia y el sexto anfiteatro romano más grande del mundo. En su interior podía albergar a 23.000 personas. Su interior no está tan conservado como otros anfiteatros pero se puede apreciar su pasado esplendor. Recorriendo la ciudad descubriremos arcos romanos, el Teatro, el Templo de Augusto, entre otras joyas romanas.

DÍA 17 y 18: ROVINJ Y PUEBLOS DE ISTRIA, “LA TOSCANA CROATA”
Luego de unos días agitados, lo ideal es tomarse dos días para ir a ritmo lento y disfrutar de esta región croata que por algo se la conoce como la Toscana Croata. Istria está plagada de hermosos pueblos medievales en lo alto de las colinas. Pueblos amurallados, dormidos con callejuelas y casas de piedra, con pequeños restaurantes o bodegas donde disfrutar del vino de la región. Motovun, Groznjan, Pazin, son algunos de los pequeños pueblos donde pasar un par de jornadas relajadas.

pieypata.com
pieypata.com


Lo ideal es hacer base en Rovinj, una hermosa ciudad costera desde la cual se puede apreciar uno de los atardeceres más hermosos del país, más precisamente desde el estacionamiento del puerto.

pieypata.com
pieypata.com


DÍA 19: PIRAN
Lentamente comenzaremos nuestro regreso a nuestro primer país: Eslovenia. Visitaremos la ciudad portuaria de Piran, de arquitectura medieval y tejados rojos, calles estrechas y un aire veneciano y reminiscencias austro-húngaras.

pieypata.com
pieypata.com


DÍA 20: CUEVAS DE POSTOJNA Y REGRESO A LJUBLJANA
En nuestro regreso final a la capital eslovena dedicaremos la mañana para visitar uno de los sitios naturales más impactantes del país: las cuevas de Postojna, casa del extraño pez-humano. Estas cuevas son una red subterránea de túneles, pasajes y galerías, repletas de estalactitas y estalagmitas de miles de años de antigüedad. Su diversidad kárstica y el fácil acceso, hacen que estas cuevas sean de gran interés turístico. Pero más allá de la inmensa cantidad de visitas al año, no podemos irnos de Eslovenia sin visitarlas. Parte del recorrido se hace a pie y otra parte en un tren.
Las cuevas se encuentran a 115 metros de profundidad por lo que la temperatura es constante y de entre 8 y 10 grados. Hay que tener en cuenta eso para llevar abrigo aunque nos encontremos en pleno verano. Es increíble pensar que una estalagmita necesita 10.000 años para crecer un metro. En la cueva, la estalagmita conocida como La Joya, tiene 5 metros de tamaño.
El ticket de ingreso a la cueva es muy costoso: 25 euros por persona. Pero si disponés de ese dinero, es un gasto que vale la pena hacer. El ticket incluye guía personalizado y el viaje en tren. Para más información, podés ingresar a la web oficial de las cuevas en https://www.postojnska-jama.eu/en/
Tras el recorrido, regresamos a la capital eslovena para disfrutar de la última noche del viaje y recordar cada día de esta aventura inolvidable por la Europa menos explorada.


Si te gustó esta nota no podés dejar de leer las partes de esta nota:
20 DÍAS RECORRIENDO LA EUROPA MENOS EXPLORADA – PARTE 1
20 DÍAS RECORRIENDO LA EUROPA MENOS EXPLORADA – PARTE 2

 

Related posts